Fundacion Alvargonzalez
 
Zona Privada
Acceso al área privada de la web

MEMORIA DE GIJÓN. FOTOGRAFÍAS DE MENDOZA USSÍA

JOSÉ MARÍA MENDOZA USSÍA

Hijo de conocidas familias aristocráticas de Madrid, nació en la capital del Reino en 1886. Hijo único, quedó huérfano a los 12 años y se crió bajo la tutela de sus tíos los marqueses de Urquijo. Tras brillantes estudios, obtiene el título de arquitecto a los veinte años de edad, en 1906, y ese año proyectó su primera obra, el palacio de don Manuel Muruve, hoy Embajada de México, en la calle María de Molina.

Se casó en 1911 con Dolores Alvargonzález Domínguez-Gil, a quien había conocido en Madrid en casa de su tío, el senador Casimiro Domínguez-Gil.

La obra fotográfica de Mendoza Ussía

Los descendientes de Mendoza Ussía conservan cuatro álbumes con algo más de 200 fotografías de gran formato. En ellas aparecen paisajes urbanos de Madrid, Toledo, Aranjuez, Burgos, Granada y Barcelona. También vistas de localidades de la sierra de Madrid, como El Escorial, Torrelodones y Navacerrada. Algunas ciudades del extranjero como París, Burdeos o las recorridas en un viaje realizado en 1927: Venecia, Roma y Génova. Y paisajes de Asturias, que le deslumbraron desde el primer momento que los vio: «Aún recuerdo la primera impresión mía al contemplar por primera vez la carretera del Pontón (una de mis primeras excursiones por Asturias). Recuerdo que me hizo sentir una impresión de admiración tan intensa, que aún la guardo con delicioso placer» (Del «Turismo en Asturias y la Fotografía», 1927).

En sus veraneos gijoneses, Mendoza Ussía fotografió pueblos de pescadores como Cudillero, Tazones y Lastres; la capital, Oviedo; núcleos de veraneo como Salinas y el propio Gijón; y aldeas y estribaciones de nuestro santuario montañés, los Picos de Europa, como Oseja de Sajambre, Panes y Mestas de Con. Así, a través de su retina inmortalizo paisajes y estampas y tipos populares de lo que él mismo calificó como su «Parnaso fotográfico».

Como era habitual en la estética fotográfica de su época, Mendoza Ussía practicó el paisajismo pictorialista, pero sin un ápice de acartonamiento. A unos originales encuadres añade siempre un habilísimo juego de luces y sombras que convierten sus fotografías en verdaderos recreos de la vista; como ocurre con el «Atardecer en la playa», vista de Gijón desde el Piles publicada en el Gijón Veraniego de 1927. Suelen ser, además, los paisajes urbanos y rurales o de ambientes pescadores, paisajes humanizados por la incorporación de estampas costumbristas caracterizados por una admirable fidelidad notarial.

También dedicó parte de su obra, cosa frecuente tanto en fotógrafos profesionales como aficionados del momento, a reflejar tipos populares más o menos marginales, por tanto más o menos transgresores de la norma establecida: mendigos, pescadores, gitanos, labradores, tontos de pueblo, vagabundos, pastores, etc., ocn una mezcla de hondura y lirismo, que hace del conjunto una magnífica galería de retratos populares de la época.

En la década de 1920, la obra fotográfica de Mendoza Ussía alcanzó cierta notoriedad pública, al menos en Asturias. Ya en 1916, el Gijón Veraniego, portfolio anunciador de las excelencias de la estación editado con periodicidad anual, publicó una obra suya. En los años 20, sería uno de los ilustradores gráficos habituales de esa publicación, que también refleja sus incursiones en el entonces incipiente reporterismo gráfico, como ocurre con las fotografías publicadas en el Gijón Veraniego de 1925 de la visita estival del Príncipe de Asturias. También sus fotografías ilustraron, junto con las de Peinado y Vinck entre otros, la conocida obra de Antonio Pérez Pimentel, Asturias. Paraíso del turista, que vio la luza en 1924.

Fue asimismo un asiduo frecuentador de los salones fotográficos, y en sus temporadas de verano de los organizados por el Ateneo Obrero de Gijón. Una de sus fotografías de gran formato refleja el interior de la Exposición fotográfica del Ateneo de Gijón en 1924, donde expuso una cabeza de mendigo, publicada en el Gijón Veraniego de 1925. Exposiciones en las que obtuvo varios galardones, que atestiguan su buen hacer y la valoración social de su obra.

Con esta muestra de una parte de las fotografías sobre Gijón de José María Mendoza Ussía, la Fundación Alvargonzález pretende abrir el camino de la recuperación de una figura de primera magnitud en la Historia de la Fotografía en Asturias.

Ramón Alvargonzález Rodríguez

 

Oficinas

Claudio Alvargonzález, 16, 1º
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

Horario
L-V 9:00-13:00/16:00-19:00
S-D Cerrado

Sala de exposiciones

C/ Óscar Olavarría, 11 Bajo
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

Horario
L-V 12:00-13:30/18:30-21:00
S-D 12:00-13:30

Sede fundación

C/ Tránsito de la Corrada, 1
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

TEL. 985341826

EMAIL

correo@fundacion-alvargonzalez.com