Fundacion Alvargonzalez
 
Zona Privada
Acceso al área privada de la web

Alas de papel

Francisco José Hernández. 1970.

Sierra Morena, dehesas, encinas, pasto seco agostado al trasluz de un atardecer de verano. Charcas, oasis nevados de ranúnculos. Arroyos, venas de agua que cobijan la vida en el estío. El rastro, la huella que excita a la imaginación, que corre tras su dueña deseando aproximarse, ser, estar, formar parte. Como el aire que vibra en los colores y las texturas que guardan la impronta de su presencia. El ave que con su llegada llena todos los rincones, y al volar deja un vacío lleno de ecos que resuenan y perpetúan su percepción. 
Paisajes amplios, abiertos, de lomas interminables que escuchan los ecos delas chicharras. Horizontes temblorosos que ceden a las noches cálidas de verano, territorio de grillos, mochuelos y cárabos. La paz infinita de sus cielos estrellados. El aire fresco acorralado sobre un hilo de agua que regala una poesía al oído que lo escucha en la penumbra de la noche.
Sobre estas sensaciones reposa y crece la motivación por rescatar trazos de una naturaleza que, replegada en si misma, abre sus puertas a todo el que se acerca a ella con deseos de ver, mirar. 

Crecer regalado de instantes y rincones que mis recuerdos evocan casi como irrepetibles, dejaron una impronta imborrable, una ventana irremediablemente abierta de par en par a la brisa de la vida. Atrapado en cierto modo en la necesidad de rememorar esa belleza generada por la naturaleza de cualquier rincón en cualquier parte, par que entre y guíe los trazos, tratando de recrearme en ella, compartirla y aportar mi punto de vista. 

El punto de partida de una obra es siempre la experiencia directa en campo abierto. Ahí está todo. Tarde o temprano, la naturaleza te muestra algo que resalta sobre todo lo demás, y ahí está. La memoria retiene los aspectos generales, la sensación, lo mas sutil, que necesito apoyar con todos los recursos que tenga a mi alcance. Un apunte a lápiz, unas anotaciones de color, una fotografía. A veces, la obra llega al estudio casi acabada, otras, extiendo sobre la mesa todo lo recolectado que irá mezclándose sobre el lienzo. 

Atrapar en un papel la instantánea de una belleza efímera que se escapa entre los dedos, ese es mi sino, .. encontrarme cara a cara con el rostro de una naturaleza que me mire a los ojos, ese es mi sino, de una naturaleza que ha adoptado la forma de unas alas, de una Alas de papel. 

                      Francisco José Hernández. 

Oficinas

Claudio Alvargonzález, 16, 1º
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

Horario
L-V 9:00-13:00/16:00-19:00
S-D Cerrado

Sala de exposiciones

C/ Óscar Olavarría, 11 Bajo
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

Horario
L-V 12:00-13:30/18:30-21:00
S-D 12:00-13:30

Sede fundación

C/ Tránsito de la Corrada, 1
33201 Cimadevilla - Gijón
Asturias

TEL. 985341826

EMAIL

correo@fundacion-alvargonzalez.com